La Comisión Europea pide invertir 9.000 millones de euros en I+D sobre bioenergía hasta 2020

Imagen de arturo

appa.jpegLa Comisión Europea considera necesaria una inversión de 9.000 millones de euros en I+D en los próximos diez años para que la bioenergía sostenible desarrolle todo su potencial tecnológico, energético y medioambiental.

Así consta en una reciente Comunicación1 que el ejecutivo comunitario ha publicado sobre el desarrollo de las tecnologías energéticas de bajo nivel de carbono para 2020. Este esfuerzo inversor  conjunto del sector público y privado tendría, según la Comisión Europea, un doble objetivo: conseguir que los biocombustibles sean económicamente competitivos y reducir un 60% las emisiones de gases de efecto invernadero frente a los carburantes fósiles. La bioenergía sostenible podría llegar así a satisfacer el 14% del consumo energético comunitario, al tiempo que se crearían 200.000 nuevos empleos.

"Aunque valoramos muy positivamente que la Comisión Europea reafirme una vez más el importante papel socioeconómico y medioambiental que debe jugar la bioenergía", dice Manuel Bustos, director de APPA Biocarburantes, "este escenario futuro no será posible si no se asegura una rentabilidad sostenida a la industria de biocarburantes ya existente en la Unión Europea".

El objetivo de competitividad previsto por la Comisión Europea para 2020 supondría, por un lado, situar los costes de producción de los biocarburantes de automoción por debajo de 0,6 euros/litro de gasolina equivalente, tomando como referencia el año 2008 y, por otro lado, que la inversión y los costes de operación de las plantas estén en línea con los de las refinerías convencionales.

Con estos fines la Comisión Europea prevé el lanzamiento de una Iniciativa de Bioenergía Sostenible, que desarrollará un programa de demostración de diferentes tecnologías bioenergéticas que contará con un total de 30 plantas repartidas por toda Europa.

Comunicación de la Comisión Europea al Parlamento Europeo, relativa a la inversión necesaria para el desarrollo de tecnologías de bajo nivel de emisión de carbono, incluidas en el Plan Europeo de Tecnología Energética (SET-Plan).
Las tecnologías contempladas en esta iniciativa incluyen, entre otras, la producción de biocarburantes (biodiésel, bioqueroseno...etc) y coproductos de alto valor añadido a partir de microorganismos (algas y bacterias); la producción de bioetanol, alcoholes pesados y coproductos de alto valor añadido a partir de ligno-celulosa mediante procesos químicos y biológicos, así como la producción de biometano y otros carburantes gaseosos biosintéticos mediante gasificación.

Plan Estratégico de Tecnología Energética

Esta estrategia de I+D en bioenergía se enmarca en el Plan Estratégico de Tecnología Energética, que constituye el pilar tecnológico de la política europea de energía y cambio climático.

El objetivo de este Plan es el de acelerar el desarrollo y expansión de tecnologías energéticas bajas en emisiones de carbono y, al mismo tiempo, eficientes económicamente. Para ello, contempla medidas relativas a planificación, implementación, recursos necesarios y cooperación internacional en el ámbito de la tecnología energética.

En total, la Comisión europea estima que en los próximos diez años será necesaria una inversión adicional de 50.000 millones de euros en I+D sobre estas tecnologías, lo que equivaldría a casi triplicar la inversión anual en la Unión Europea.

shadow