Industria convoca las cuotas del biodiésel que contentan al sector sin agraviar a Argentina

Imagen de energelia

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha publicado este fin de semana el procedimiento de asignación de cantidades de producción de biodiésel para cumplir con los objetivos obligatorios de mezcla de biocarburantes.

De esta forma, el departamento dirigido por José Manuel Soria responde a una de las principales exigencias del sector español, cuyas plantas se encontraban prácticamente paradas por la llegada de biodiésel de importación, pero lo hace sin agraviar a Argentina, que había llegado a denunciar el nuevo sistema de cuotas ante la OMC.

La nueva fórmula, que permite la participación de agentes argentinos y de cualquier procedencia, asigna cantidades de producción durante un año e incluye la apertura de un plazo de 30 días a partir de ayer domingo para la presentación de solicitudes, según consta en el BOE del sábado.

La convocatoria aparece recogida en una resolución de Industria con la que se pone en marcha de forma definitiva un mecanismo largamente esperado por el sector y sometido a retrasos y modificaciones para impedir denuncias internacionales.

El 20 de abril del año pasado, apenas cuatro días después de que Crsitina Fernández de Kirchner anunciara la expropiación a Repsol de un 51% de YPF, el Gobierno aprobó una orden ministerial de asignación de cuotas de biodiésel que restringía las importaciones argentinas y que fue interpretada como una represalia contra la nacionalización.

No obstante, seis meses después, y sin que se publicase la convocatoria de cuotas que habría puesto en marcha el proceso, el Gobierno corrigió la orden anterior e introdujo unos nuevos términos que permiten la participación de plantas no solo de España y de la Unión Europea, sino de cualquier ubicación geográfica, incluidas las de Argentina e Indonesia.

Tras el cambio en la orden ministerial, el Gobierno argentino publicó un comunicado en el que consideraba que España había respondido a "su exigencia" y, de esta forma, evitaba un arbitraje internacional y una "condena" ante la OMC.

Por su parte, el director de APPA Biocarburantes, Manuel Bustos, urgió en declaraciones a Europa Press a Industria a que, tras reformular la orden ministerial, convocase forma "inmediata" el procedimiento de asignación de cuotas a la producción de biodiésel.

"El sector lleva ya tres años esperando a que esta regulación se ponga en marcha y su situación sigue siendo muy crítica", indicó el responsable de la asociación.

 Las importaciones de biodiésel de Argentina e Indonesia no han estado exentas de acusaciones de 'dumping' entre los productores españoles. En el caso del primero de estos países, estas importaciones equivalieron a 719.473 toneladas en 2011 y alcanzaron un valor de 750 millones de euros.

EP

shadow