Desde la ONU se pide una moratoria para la producción de biocarburantes

Imagen de energelia

Mañana, Día Mundial de la Alimentación, el relator especial de Naciones Unidas para el Derecho a la Alimentación, el suizo Jean Ziegler, presentará un informe provisional a la Asamblea General de la ONU que incluye una petición de moratoria de 5 años para la producción de biocarburantes y consagrar el derecho a la no deportación de las personas famélicas como dos de las soluciones para reducir el hambre en el mundo.

 

"El hambre continúa expandiéndose año a año, cada día mueren 24.000 personas de hambre", explica el informe, "cuando, según datos de la FAO (Fondo para la Agricultura y la Alimentación de la ONU), en el mundo se producen alimentos para alimentar a 12.000 millones de personas, es decir, el doble de la población mundial. Cada niño que muere de hambre es un asesinato", informó el Centro de Noticias ONU.

 

Ziegler defiende que la alimentación es un derecho humano básico y considera que una de las medidas que podría evitar el aumento del número de famélicos sería establecer una moratoria de cinco años en la producción de biocarburantes. "La transformación masiva de plantíos consagrados a los alimentos hacia la producción de biocarburantes va a crear hecatombes", asegura. Y explica que para producir 5 litros de etanol se necesitan 230 kilos de maíz, cantidad que permite alimentar a una persona durante un año. "Yo comprendo la necesidad de controlar las emisiones de efecto invernadero, pero no hay que ponerla por delante de la muerte de la gente", afirma contundente Ziegler. 

 

El plazo de cinco años que propone sería para "evaluar el impacto de los biocarburantes sobre los derechos económicos y el medio ambiente y efectuar las inversiones pertinentes en las tecnologías de la segunda generación destinadas a producir biocarburantes". Así, podrían buscarse alternativas y producir biocarburantes a partir de productos no comestibles, de restos vegetales y desechos agrícolas, por ejemplo, de los cactus, ya que "lamentablemente las zonas áridas aumentan a un ritmo de 1,2 kilómetros por año, pero al menos tendremos los cactus", añade Ziegler.

shadow